Artículo publicado originalmente en el diario El Mundo el pasado 3 de septiembre.

Que Vox se aventure a crear este «laboratorio de ideas» es el siguiente paso de un plan para dotar a la formación de una mayor red de influencia política y social, y que primero les ha llevado a fundar un sindicato de trabajadores. Abascal y su equipo de colaboradores quieren proyectar a Vox más allá del rol de un simple partido ya que, como se conjuró en marzo en Vistalegre, quiere convertirse en una «alternativa social y patriótica» desde todos los frentes para permear en todas las capas sociales. En especial en el voto obrero.

Con este objetivo general, Vox crea ahora la Fundación Disenso, según puede avanzar EL MUNDO. Ya ha sido inscrita y verá la luz en las próximas semanas, cuando terminen de cerrarse los últimos trámites burocráticos. Porque tiene ya escogidos a los patronos y hasta cuenta con un logo diseñado.

La fundación se va a dedicar al análisis y el estudio para producir ideas e informes, así como a la realización de actos y seminarios. Estará dirigida por Jorge Martín Frías, de 40 años, que hizo carrera en Faes y que años después fue cofundador de Red Floridablanca. Ambos think tanks han nutrido de pensamiento al PP durante los últimos años, aunque ahora Pablo Casado ha puesto en marcha su propia fundación tras distanciarse de la Faes de Aznar. Se llama Concordia y Libertad y es donde intentó colocar a Cayetana Álvarez de Toledo tras su destitución. Asimismo, Martín Frías fue asesor en el Ayuntamiento de Madrid de Esperanza Aguirre en la era Carmena.

«El nombre de Disenso es una declaración de intenciones porque en cierto modo disentir del pensamiento dominante es un imperativo y una obligación», afirma en declaraciones a este diario el nuevo director de la fundación de Vox, que expresa su deseo de atraer a gente ajena al partido para no ser un espacio estanco, sino «abierto».

Martín Frías explica que pretender hacer de Disenso un «laboratorio de ideas» para analizar y comprender lo que está sucediendo en el mundo para, así, dotar de pensamiento a la batalla cultural y «contrarrestar las ideas dominantes» en España e Iberoamérica. El terreno geográfico de estudio donde se va a centrar la nueva fundación.

La diferencia con lo que pueda producir Faes, advierte, es que parten desde «análisis y diagnósticos distintos» de la realidad. «La idea es profundizar y que Vox haga suyo lo que estime oportuno», dice.

A finales de febrero, cuando Abascal se fue de gira por Estados Unidos, uno de los temas que abordó fue precisamente el lanzamiento de una fundación. Por ello mantuvo varias reuniones para tomar ideas y estrechar lazos con otros think tanks norteamericanos

La Fundación Disenso se financiará en gran medida con fondos aportados por Vox y con la idea de buscar donaciones privadas pero, a pesar de la postura crítica del partido respecto a las subvenciones, no renunciará a ellas para estar «en igualdad de condiciones» con las que tienen el resto de partidos.