La toma de posesión de Biden marca un punto de inflexión en hegemonía de una oligarquía norteamericana que ve su relación con China como un escudo y una espada contra sus propios compatriotas.

Su nuevo ideario consiste en respetar la libertad de expresión, pero siempre que la ejerzan unos pocos ilustrados que saben cómo hacerlo correctamente. Como Critias y la facción pro-Esparta, la nueva oligarquía norteamericana cree que los fracasos de la democracia son la prueba de que ella tiene el derecho exclusivo a la hora de acceder al poder. Están encantados de gobernar asociándose a una potencia extranjera que les ayudará a destruir a sus propios compatriotas.

En las próximas páginas, Lee Smith da respuesta a cuestiones clave de la política internacional.

Puede descargar el número dos de Ideas en el siguiente enlace.

20210318-Los-Treinta-Tiranos-2