En el tercer número de la serie Efemérides la Fundación Disenso se centra en comprender el papel del pueblo español en el levantamiento del 2 de mayo de 1808.

Este hito de la Historia de España, tal y como se destaca a lo largo del documento, permitió a nuestro país iniciar su andadura como una nación política moderna, con ciudadanos dotados de derechos y sujetos a obligaciones.

El Dos de Mayo madrileño despertó una aletargada conciencia nacional y favoreció que nuestra modernidad se construyera en diálogo con la tradición a través de la pervivencia de la Corona. La Revolución, “enraizada en una nación renovada” la protagonizó “un pueblo que se sabía español y quería seguir siéndolo”.

Puede descargar el documento en el siguiente enlace.

2-de-mayo-de-1808-1