La unión de Fratelli d’Italia, Lega, Forza Italia y una rama centrista, podrían traducirse este domingo en una victoria electoral que convertiría a Meloni en la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra del país.

La rápida evolución de la situación política italiana con la caída del gobierno de Mario Draghi este verano y la decisión del presidente de la República Sergio Mattarella de convocar elecciones el 25 de septiembre con una campaña electoral sin precedentes durante el verano, abre un nuevo escenario para Italia y también para Europa.

Según las principales encuestas, la coalición de centroderecha tiene una gran ventaja sobre la de centroizquierda que, a causa de las fragmentaciones y debates internos, está dividida. La hipótesis de crear un “campo amplio” que incluyera al Partido Demócrata y al Movimiento Cinco Estrellas saltó por los aires tras la decisión del líder de esta última agrupación, Giuseppe Conte, de no dar su voto de confianza al gobierno Draghi. Así fue como Enrico Letta, líder del Partido Demócrata, firmó inicialmente una alianza con el partido centrista Azione, de Carlo Calenda, que también ha saltado por los aires cuando Letta decidió aliarse con la izquierda radical. Así nació una tercera coalición centrista formada por Carlo Calenda y el ex primer ministro Matteo Renzi, que se presenta en solitario a las elecciones. El resultado es una izquierda partida en tres: por un lado, el Partido Demócrata aliado con la Izquierda italiana y, por otro lado, la coalición centrista de Calenda y por último el Movimiento Cinco Estrellas que puede definirse como una fuerza populista de izquierda.

Por el contrario, los partidos de centroderecha están unidos en una coalición que incluye a Fratelli d’Italia, Lega, Forza Italia y una rama centrista. La ley electoral vigente está compuesta por algunas circunscripciones proporcionales y otras con mayoría, es decir, una parte sustancial de los escaños se asigna a la coalición que obtiene más votos, aunque sea un solo voto más que el adversario. Esto significa que un centroderecha unido contra una izquierda fragmentada premiará a la primera coalición. A esto viene a sumarse que la campaña electoral realizada por el Partido Demócrata está más centrada en atacar y satanizar al opositor que en proponer recetas e ideas para el futuro del país. Así es como el centroderecha empezará a gobernar en Italia impulsado por el crecimiento de Fratelli d’Italia que con toda probabilidad será el primer partido de los coaligados.

Esto abre la posibilidad de que Giorgia Meloni se convierta en la próxima primera ministra italiana y, por primera vez, haya una mujer en este puesto en Italia. Quien gobierne se encontrará con una situación difícil en varios aspectos: en primer lugar, la carestía de la energía está afectando a familias y empresas italianas; después está la inflación galopante, además la elevada deuda pública italiana y los vínculos con la Unión Europea, y por último, la incierta situación geopolítica mundial. Para hacer frente a este contexto, será necesario establecer un gobierno de perfil alto que pueda responder a los complicados desafíos de nuestro tiempo desde una perspectiva conservadora. La reducción de la carga fiscal, la eliminación de las trabas burocráticas, las políticas para apoyar el crecimiento y ayudar al sector empresarial generando nuevas inversiones, la protección de las empresas italianas estratégicas… Esas son las máximas prioridades en el ámbito económico.

Una renovada centralidad italiana en Europa y en el área ampliada del Mediterráneo, junto con la necesidad de revisar las políticas de la UE, empezando por las energéticas, representan la línea a seguir en política exterior. Después está la batalla cultural igualmente importante que debe librarse en Italia y en Europa para contrarrestar las derivas de la cultura cancel y de lo políticamente correcto y construir así un sistema alternativo al de la izquierda. El reto es enorme.

Descargue el artículo original a través del siguiente enlace.

Giubilei

ResponsableFUNDACIÓN DISENSO (+ info)
FinalidadAtender y gestionar la suscripción al newsletter (+ info)
DerechosAcceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional (+ info)
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: Política de Privacidad