La centroderecha globalista: una conversión silenciosa

El nuevo eje está dado por la división entre globalistas y los soberanistas. En el marco del darwinismo social forzado por la nueva agenda valórica...

Más allá del Qatargate: el Parlamento Europeo, un problema sistémico para el futuro de la UE

El Qatargate es el nombre de un Parlamento irresponsable y abierto de par en par a las influencias extranjeras, una institución que desprecia...

Multiculturalismo: cómo hemos llegado hasta aquí

El camino adoptado por las élites actuales ha demostrado ser un fracaso cuyas consecuencias sufren las clases medias y populares. El atentado...

Los retos de la vivienda en España en clave europea

La crisis de la vivienda en Europa es consecuencia de la financiera mundial de 2007, que produjo un incremento de desahucios y de la morosidad de...

Javier de Burgos y la España de las provincias

El 22 de enero se cumplió el 175 aniversario de la muerte de Javier de Burgos, uno de los grandes administrativistas españoles y arquitecto de...

Carta de Madrid

Más de 700 millones de personas forman parte de la Iberosfera, una comunidad de naciones libres y soberanas que comparten una arraigada herencia cultural y cuentan con un gran potencial económico y geopolítico para abordar el futuro.

La Iberosfera tiene todas las condiciones para ser una región de libertad, prosperidad e igualdad ante la ley. Sus pueblos no están condenados por ningún tipo de determinismo histórico.

Sin embargo, una parte de la región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países. Todos ellos, bajo el paraguas de Cuba e iniciativas como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica.

BLOG

CONVERSACIONES

HISTORIA Y CULTURA

Nosotros

Las ideas tienen consecuencias y no descubrimos nada al afirmar que, en los últimos años, han predominado las malas en nuestra nación.

De ahí el nombre que hemos elegido para la fundación: Disenso.

Defendemos el derecho a disentir de la opinión dominante, de la corrección política que limita libertades y derechos fundamentales, con el fin de abrir debates públicos que permitan forjar un nuevo consenso en torno a la libertad, la igualdad, la soberanía y la reivindicación de España como nación.