La Declaración de Lima insta a defender la democracia peruana, sus instituciones y su soberanía